Die Vergangenheit existiert nicht, ich drückte auf “Löschen”
26 mayo, 2017
Tus sueños: Levántate y Anda
1 agosto, 2017
Querida hija, me fui sin que supieras algo…

Querida amiga, hoy lloraban tus ojos una vez más, y  cada día tu corazón  desde el silencio. Lágrimas de adiós sin haber podido ni siquiera pronunciarlo, lágrimas de culpa contenida, de necesidad de hacer retroceder el tiempo y cambiar todo lo dicho y actuar de otro modo. Las palabras que te hubiese gustado no decir o quizás gritar, aquello que pudiste haber hecho y quedó en el aire. Dolor…

Hoy Él se acercó y me susurró al oído, estaba ahí hablándome. Se acercó a mí porque tu llanto era tan fuerte que te impedía escucharlo, “Díselo, tú sabes lo que estoy sintiendo, díselo por favor…”

te lo digo mi amiga…

 

“Querida hija,

aquello que recuerdas, aquel último tiempo no resume lo que tú y yo fuimos, lo que somos y seremos siempre. Hay algo más fuerte, mucho más elevadamente fuerte e intenso que cualquier situación vivida, mi amor incondicional hacia ti.

No hay nada que pudieras haber hecho o dejar de hacer que pudiera cambiar lo que mi amor de padre es. Está por encima de todo lo terrenal. Es un amor sin reproches, sin preguntas, sin rencores, sin culpa y sin resentimiento. Es un te quiero por lo que ERES y por ser mi trascendencia en la Tierra.

Tú mi niña, no hay nada más limpio y puro que lo que siento por ti y nada de lo que pasó o pasaría si siguiera aquí tendría el poder de enturbiar mi sentimiento.

Te pido que confíes en mi amor…  

Perdónate chiquitina, yo no necesité ni un segundo para hacerlo.  Mi niña, haz algo por mí, lo único que necesita mi alma es verte sonreir tranquila y confiando en lo que hoy te digo. Siente mi amor desde donde estoy porque no va a haber ni un segundo en la eternidad que no te acompañe y te quiera. No hay nada tan doloroso para un padre o una madre que ver a su hija sufrir. Déjame cuidarte mi pequeñina, déjame que sea yo el fuerte.  

Sal adelante triunfadora hija, que vamos a ir de la mano todo el camino. Y recuerda que me llevas en tu corazón, bien cerquita.”

 

 

3 Comments

  1. Rosa dice:

    Desde aquel primer día que nuestras miradas se cruzaron haciendo una tarea, recuerdas?, te sentí con una fuerza especial que se conectó a mí de inmediato. Poco a poco eso fue creciendo y creciendo. Me has regalado momentos mágicos, me has dado directamente en mi corazón, en todo mi ser, en fechas muy especiales para mí. Hemos vivido momentos intensos, incluso hemos jugado como “niñitas” en Barajas (jiji)
    Y lo que ha sucedido ayer (e incluso días antes, sin saberlo…) no consigo expresarlo en palabras aún, porque sigo en shock. Pero si puedo decirte CRIS (y con mayúsculas, nada de minúsculas) que tienes un “don”, no solo para identificar y sentir lo que te llega, sea desde la dimensión que sea, sino también porque, de forma MAJESTUOSA, BRILLANTE, PROFUNDA y PRECISA, lo llevas al papel
    GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Y ahora sí ya sé que me siento unida a ti for ever! Y leyéndote con entusiasmo como desde tu primer post. TE QUIERO

  2. Aaaah, se me olvidaba, y cruzando muchas mas MAREAS de gente o de lo que sea , a tu lado!, porque me siento super poderosa!!

    • cris dice:

      chica de ojos especiales, tus palabras unidas a tantos recuerdos y emociones me llegan hasta lo más profundo. Soy muy afortunada. Gracias Rosa Blanca preciosa, Gracias gracias gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *